Esteve Espuña, adjunto a Gerencia en Esteban Espuña: “Es clave ofrecer una buena relación calidad-precio y productos innovadores”

06.02.18 News 2018, Noticias 2018

Con más de siete décadas de experiencia en la fabricación de embutidos, Espuña ha sabido convertir las dificultades de los años de crisis en una oportunidad para impulsar la innovación y reforzar su presencia internacional. El resultado de esta reorientación de la firma se ha visto traducido en el lanzamiento de nuevas y exitosas líneas de producto, que emplean la tecnología más puntera en el sector, y en una fuerte apuesta por la exportación, que supera ya el 50 por ciento de una cifra de negocio global de más 70 millones de euros.

Actualmente, Espuña cuenta con cuatro plantas de producción en España y una en EE UU, en las que se fabrican embutidos que se comercializan en 47 países de Europa, América, Asia y Oceanía. A punto de afrontar el tercer relevo generacional al frente de la empresa, Esteve Espuña, adjunto a Gerencia y principal impulsor del proyecto americano de la firma, analiza las claves de su reciente evolución y los retos a los que se enfrenta en su apuesta internacional.

-El periodo comprendido entre los años 2008 y 2013 ha sido  especialmente duro para muchas empresas de su sector.  Con una  recuperación finalmente consolidada después de cinco años, ¿cuáles son las lecciones aprendidas? ¿Qué particularidades destacaría  de su empresa en su vuelta al crecimiento?

Cuando hay una ralentización en el crecimiento hay que saber reaccionar con rapidez y buscar nuevas vías de crecimiento, bien sea aplicando nuevas estrategias comerciales para los negocios en curso o buscando nuevos clientes en nuevos países y canales. Por otro lado, los recursos son limitados por lo que intentamos focalizar las inversiones en las actividades que aportan más crecimiento y rentabilidad. 

La compra de la empresa vasca Pata Negra Jan  y de su filial norteamericana en 2015 marcó un importante paso en su estrategia de potenciar su presencia internacional no solamente en el mercado europeo, sino sobre todo en EE UU. ¿Cómo ha sido el camino de Esteban Espuña hasta alcanzar un grado de exportación superior al 50 por ciento?  

Espuña comenzó a exportar a principios de los años 90 empezando por países europeos. A finales de esa misma década, empezamos a exportar a Japón. Todo un reto, pues es un mercado con unas exigencias de calidad muy elevadas. En este sentido, ser pioneros a nivel mundial en la implantación de la tecnología de altas presiones (HPP) nos permitió llegar a Japón y a otros países todavía más exigentes.

Innovación, no sólo en productos sino también en tecnología, junto con inversiones y la mejora continua han sido las claves del desarrollo de la exportación en Espuña. En la actualidad, estamos exportando en más de 45 países. 

- A efectos prácticos, ¿cómo organiza su empresa el desembarco en un nuevo mercado? ¿Varía la entrada a nivel de productos o la forma de comercialización para cada mercado extranjero? 

Totalmente. En función de las características de cada país y también de su potencial, definimos  la estructura que creemos más adecuada para operar en él. Como usted bien ha comentado, EE UU es un mercado estratégico para nosotros y, por ello, decidimos adquirir Pata Negra Jan con el objetivo de tener una planta de producción en EE UU desde la cual poder ofertar una gama completa de charcutería española en el mercado norteamericano. En otros países operamos con una red comercial y, en otros, mediante importadores o distribuidores.

- Hablando más concretamente de Alemania, que se encuentra con Francia, Argentina, Portugal y Reina Unido entre sus principales mercados de exportación, ¿nos puede dar su particular visión sobre este mercado y sus consumidores? ¿Qué factores destacaría a la hora tener en cuenta  en este mercado concreto?

Alemania representa un país con una tradición de charcutería muy fuerte, y aun así, los consumidores alemanes aprecian la charcutería española, sobre todo, el jamón serrano y el chorizo. De hecho, es el mercado donde se exporta más jamón serrano. Sin embargo, es muy competitivo en precio, por lo que resulta clave ofrecer una buena relación calidad-precio y productos innovadores.



- Poder competir en el mercado exterior depende en gran medida de la capacidad de innovación de una empresa. Esteban Espuña ha sido puntero en la introducción no solamente de nuevas tecnologías en la elaboración, sino que también ha sabido anticipar tendencias como el auge de los snacks y tapas preparadas. ¿Cómo se gestiona este proceso de innovación en Esteban Espuña? ¿Cuál es la configuración empresarial que mejor da con nuevas soluciones?

Tenemos un programa interno, llamado Espuña Innova, cuyo objetivo es involucrar a todo el personal de la empresa para aportar ideas innovadoras de productos y de procesos. Una vez más, cabe destacar que priorizamos líneas de desarrollo de productos entre las que, efectivamente, se encuentran los snacks cárnicos y las tapas.

Las ideas se trabajan de forma transversal involucrando los departamentos de I+D, Producción, Marketing y Ventas para materializar los nuevos productos.

- Al igual que muchas importantes empresas alemanas, Esteban Espuña es una empresa familiar con la tercera generación ya muy involucrada en su  gestión. ¿Qué destacaría de esta forma de organización? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los relevos generacionales en este tipo de empresas?

El principal reto es conseguir que la empresa siga creciendo a buen ritmo, buscando continuamente oportunidades de negocio y ser flexibles para adaptarnos rápidamente a los nuevos entornos a los que nos enfrentemos.

- Los expertos  auguran que cuestiones como la importancia del negocio online o el enfoque creciente sobre las preferencias individuales de los consumidores van a cambiar por completo el panorama del comercio. ¿Nos puede dar su particular visión sobre el futuro del comercio y sobre su sector en particular?

A pesar del desarrollo del negocio online y del desarrollo de las preferencias individuales, nosotros prevemos que el comercio se siga concentrando. Frente a esta situación, nosotros debemos focalizarnos en nichos de mercado en los que sabemos aportar más valor.

Contacto

Martin Schneider

Director Comunicación

+34 91 353 09 24
Enviar un e-mail