Carlos Balmisa, director de Control Interno de la CNMC, protagoniza el primer Compliance Breakfast de TÜV SÜD y Railgrup

Durante la jornada, los asistentes también han participado en una actividad experiencial para autoevaluar el estado y las prácticas de buen gobierno de sus empresas.

TÜV SÜD y Railgrup celebraron ayer la primera edición del Compliance Breakfast, una jornada para fomentar la incorporación de esta práctica en la cultura de calidad de las empresas y para resolver dudas sobre la ética y las responsabilidades legales del mundo empresarial. Como novedad, el encuentro contó con la participación especial de Carlos Balmisa, director de Control Interno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El experto en Compliance impartió una master class sobre las mejores prácticas en materia de buen gobierno, basada en ejemplos reales.

Durante la intervención de Fernando Soto, Business Compliance Maganer de TÜV SÜD España, los asistentes al encuentro autoevaluaron el riesgo que asume su empresa en materia de compliance a partir de un test práctico y un juego de simulación. “La dinámica de aprender practicando nos ha ayudado a involucrar a todos los asistentes. Además, al final del encuentro, obtuvieron un informe de resultados real, totalmente gratuito, que les ayudará a encaminar su política de buenas prácticas”, explica Soto.

Railgrup, de la mano de Ignasi Gómez-Belinchón, expuso en su presentación inicial y a lo largo del debate la necesidad de definir el alcance de los modelos compliance y no circunscribirlos a la propia operación ferroviaria. En un mercado ferroviario liberalizado, con instrumentos como el Mobility-as-a-Service, la definición llega hasta el compromiso con el cliente y la satisfacción y protección de sus necesidades, incluyendo los datos que se manejan.

En líneas generales, los asistentes se centraron en la evaluación del conocimiento general sobre legislación y requisitos de aplicación en materia de compliance, el grado de implantación de controles y herramientas de gestión, la comunicación e integración de la cultura ética de la empresa, así como las relaciones con terceros y la reputación de proveedores y socios. Además, para garantizar el cumplimiento de las nuevas tendencias legislativas e incorporar la responsabilidad corporativa al mundo empresarial, también se abordaron las Normas de los Sistemas de Gestión de Compliance y el importante papel del Compliance Officer.

Volver